miércoles, 29 de agosto de 2012

¿Es necesaria la meditación para llegar a la iluminación?




¿La Meditación es necesaria para llegar a la iluminación o sea a la espiritualidad?

Ante todo debemos analizar profundamente el significado real de las palabras Meditación y Espiritualidad. Los occidentales hemos adoptado las técnicas del Oriente y las hemos hecho parte de nosotros, con el afán de que nos proporcione bienestar, orden, tranquilidad, paz, armonía, descanso mental, relajación psíquica etc., para que el cuerpo material y psíquico, no sufran el stress ocasionado por una vida agitada y sobrecargada que tenemos del trabajo, en el día a día, en nuestras relaciones humanas, por la diversidad y complicaciones que existen en las grandes ciudades, donde nuestra vida transcurre.

Para protegerse de estos medios complicados de vida, el hombre ha adquirido conocimientos de otras culturas y las ha abrazado con el atrito de mejorar su vida, haciendo de estos métodos y técnicas una cultura de vida y sobre todo para ayudarlo en su acondicionamiento físico y psíquico. Tenemos que reconocer que las técnicas de la meditación son extraordinarias, nos están ayudando a trabajar la constancia, la voluntad, a centralizar nuestros pensamientos para que se aboquen a una vida sana y feliz. La pregunta que nos hacemos es:

¿La meditación nos ayuda a elevar nuestras energías-pensamientos, para lograr una vida elevada y espiritual?



Para que la meditación ejerza sobre nosotros, una influencia benefactora que nos ayude a alcanzar una vida plena a nivel de los tres cuerpos: Material, Psíquico y Mental, debemos realizarlo con consciencia y con pleno conocimiento de la causa y efecto. Significa que las energías-pensamientos deberán acompañar el estado de bienestar que nos produce la meditación, queremos decir que la sanidad material y psíquica tiene que unirse a la sanidad mental, esto es: Nuestro cerebro tiene que generar y emanar constantemente pensamientos positivos, haciendo que la frecuencia, el ritmo, la vibración, los colores y más se encajen con los otros dos cuerpos, entonces podremos decir que el resultado de la meditación es satisfactorio para los tres cuerpos.

¿De qué nos valdría realizar meditaciones constantes , tener un físico envidiable, una psiquis sana y centrada, si saliendo de la meditación… juzgamos a las personas, hablamos mal de ellas, envidiamos a la amiga, tenemos celos del vecino, nos peleamos con el hermano, criticamos al esposo (a) desobedecemos las normas éticas y morales, somos corruptos, engañamos a los pobres de buena fe, robamos la tranquilidad de las personas, somos apegados al dinero, estamos enfermos de ambición, codicia y tantas cosas más que no podríamos enumerarlas, las cuales nos degrada como seres humanos que somos? Por este motivo , toda técnica, conocimiento, ejercicios, cánticos, oraciones, lectura de mensajes elevados, pertenecer a grupos de oración, metafísico, esotérico, meditaciones, yoga y más, siempre deberán ir acompañados con las energías-pensamientos elevadas, porque si no, todo ello quedará rezagado solo para el bienestar material y psíquico, pero nunca para el estado espiritual.





Debemos comprender que la espiritualidad es una forma de vivir, de ser y de existir.  La espiritualidad no necesita de cánticos, meditaciones, oraciones y todo lo que pensamos que es el camino espiritual. La espiritualidad ES no necesita más, o la tenemos dentro de nosotros en nuestra esencia y la hacemos parte del día a día, o no la tenemos porque no sabemos lo que significa, porque nunca nos explicaron lo que realmente es SER espiritual. Creemos, porque así nos lo enseñaron en 2000 años, que al hacer meditaciones, pertenecer a un grupo que habla de temas espirituales, el ir a misa todos los domingos, porque leemos temas elevados, hacemos yoga y rezamos todos los días…ya estamos salvados y garantizados que tenemos un pedazo de cielo que nos estará esperando.

Tenemos que reiterar que esta forma de vivir no pertenece a la espiritualidad del SER. Esta manera de expresarnos denota que todos nosotros seguimos preceptos transmitidos, enseñados de generación en generación, los cuales nos dijeron que para ser espiritual teníamos que cumplir ciertas normas pertenecientes a una Institución Religiosa; a algún grupo religioso, esotérico o metafísico; a alguna enseñanza recibida por algún ser iluminado o simplemente estamos adquiriendo cultura esotérica porque está de moda y por el gusto personal que tenemos porque nos hace sentir bien y dar sobre todo, la apariencia de ser buenas personas. Vivir y existir con espíritu se debe convertir en parte de nosotros esto es lo que se conoce como el… YO SOY… Significa que sin pensarlo… SOMOS.

La espiritualidad es la esencia de lo correcto, moral, ético, valores, principios, acciones, obras y pensamientos positivos, virtudes y méritos, cualidades que deben funcionar en nuestra vida en automático, de esta manera todos nosotros seremos personas de bien, porque llevaremos en nuestra esencia la energía positiva grabada y ésta la legaremos en las próximas generaciones, así formaremos el mundo que todos nosotros soñamos para nuestros hijos, los hijos de ellos y de toda nuestra descendencia que al final…

SOMOS NOSOTROS MISMOS

SOMOS TODOS, SOMOS UNO


Artículo escrito por: Franca Canonico.

Enlace:  http://vedim.wordpress.com/2012/08/24/es-necesaria-la-meditacion-para-llegar-a-la-iluminacion/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada