viernes, 3 de febrero de 2012

PARAISOS FISCALES (4/4) - Corrupcion total y pobreza artificial

El maletín

Los países más corruptos del mundo: 
EE.UU., Gran Bretaña y Suiza - Tax Justice Network 

Alfredo Jalife-Rahme
La opinión pública británica ha sido seriamente sacudida en sus fundamentos mentales. A la propaganda rocambolesca sobre el montaje hollywoodense de sospechosos atentados celestiales del "Jihad terrorista", siguió el anuncio por una TV británica del lanzamiento de un documental sobre el asesinato (ficticio, desde luego) de Bush (The Washington Post, 2-09-06). 

Pero nada se asemeja a la conmoción que han producido en la cúpula de la plutocracia global los hallazgos de la excelsa entidad europeaTax Justice Network (TJN), durante la conferencia anual de la venerable Royal Geographical Society (01-09-06), que ha puesto en la picota al íntimo mecanismo criminal de la globalización financiera, el cual exploramos con antelación en nuestro libro agotado "El lado oscuro de la globalización" (Ed. Cadmo & Europa, 2000).

EE.UU., Gran Bretaña y Suiza encabezan la lista de los "países más corruptos del mundo debido al "refugio que ofrecen al dinero sucio" en paraísos fiscales, como Channel Isles y Isle of Man, según las investigaciones de TJN, que dirige Joseph Christensen, quien fustigó la laxa clasificación que compila cada año "Transparencia (sic) Internacional", donde siempre los países africanos vienen convenientemente en los primeros lugares. 

Con justa razón Joseph Christensen indicó que el índice de corrupción de Transparencia (sic) Internacional "usa una definición demasiado estrecha" que se enfoca con exclusividad a los "sobornos" y omite lo esencial:
Si la "definición fuese ampliada e incluyera otras formas de transferencias criminales de dinero y transacciones ilícitas", entonces "Estados Unidos (EU), Gran Bretaña y Suiza, así como los otros países con paraísos fiscales, encabezarían la lista".
La "cantidad de corrupción en los países en vías de desarrollo es de 20 mil millones de dólares al año, mientras la inclusión de las corruptas transacciones transfronterizas elevan su monto a 539 mil millones" (¡27 veces más!). 

No lo dice Christensen, pero se sabe que Transparencia (sic) Internacional, financiada por la gasera mafiosa texana Enron, fue diseñada para operar baños de sauna moral y opacar la corrupción global.

Luego de demostrar en forma persuasiva la malignidad de los paraísos fiscales, Christensen se centra en Gran Bretaña, que "merece estar incluida en los altos rangos de cualquier lista de países corruptos debido a la infraestructura corrupta de sus consejeros (sic) financieros (nota: sin duda, los óptimos del planeta), quienes desvian el dinero a los paraísos fiscales". 

Acusa a Gordon Brown, encargado de las finanzas británicas, de "no cumplir su promesa de perseguir a los evasores de impuestos de las grandes corporaciones que operan a gran escala, debido a su resistencia de alterar la percepción de Gran Bretaña como una nación de bajos impuestos" y quien "en lugar de perseguir a los corruptos superricos (sic), ha colocado el peso de los impuestos en los ingresos medianos y bajos".
Según datos de Prem Sikka, profesor de Contabilidad de la Universidad de Essex, la evasión fiscal "organizada" de las trasnacionales británicas asciende a más de 250 mil millones de dólares por año.

Esta es la "economía parasitaria" que ha impuesto la desregulada globalización financiera operada por la cleptoplutocracia de la banca israelí-anglosajona.

Christensen se fue a la yugular de la mafia rusa, vinculada conspicuamente a sus similares de la banca israelí-anglosajona: "no se puede transferir la cantidad de dinero de Rusia sin usar las redes de la banca occidental (sic) que están implicadas profundamente en el proceso".

Finalmente (re)clamó la abolición de los paraísos fiscales, una añeja demanda de Bajo la Lupa, en lugar de las "aspirinitas" del "impuesto Tobin" diseñado para mitigar la corrupción, pero no para erradicarla.
Lo vertido sobre "EE.UU., Gran Bretaña y Suiza" se pudiera extrapolar por ejemplo a México y a todos los países donde impera el modelo consustancialmente mafioso del neoliberalismo, cuya alma mater la constituye la evasión sin la más mínima transparencia (sic) en los paraísos fiscales, donde se traslada el dinero inmundo de la ominosa criminalidad de las trasnacionales globales, los sanguinarios cártelesdel narcotrafico, la cleptocracia gubernamental, los traficantes de todo género (desde las armas hasta la narcopederastia tan de moda en el eje Puebla-Cancún) y, más que nada, el "terrorismo islámico" (v. gr. Al-Qaeda), cuyo hilo conjunto de Ariadna lleva a las entrañas del minotauro financiero anglosajón.
Los paraísos fiscales representan los posmodernos establos de Augias de las transacciones catabólicas y diabólicas de la desregulada globalización financiera dominada por el G-7 (extensivo al G-10).
La Jornada, 03/09/06


Paraísos fiscales especializados

  • Andorra y Mónaco están especializados en la gestión de patrimonios de personas acaudaladas. Cuentas numeradas y secreto total.

  • Las Bermudas se especializan en las operaciones de las reaseguradoras, y sobre todo las de las aseguradoras llamadas cautivas, porque prestan servicio a un grupo de empresas como filiales de la casa matriz. La laxa legislación del paraíso requiere menos reservas y las primas de seguros no son objeto de imposición. 
Paraísos fiscales europeos

  • Las Bahamas, Liberia, Malta y antiguamente Panamá, se especializan en las banderas de conveniencia para registrar los buques petroleros, de carga de residuos tóxicos, sin controles sobre la seguridad del buque y sin normas laborales para las tripulaciones.

  • Islas Caimán: Especializadas en cuentas de CEOs y sociedades pantalla. Impuestos cero. Los consejeros de las compañías allí registradas no necesitan ser residentes y sus cuentas no pueden ser auditadas. Acojen a 544 bancos con unos 420.000 millones de dólares en depósitos, y tienen registradas más de 30.000 empresas. El depósito bancario mínimo exigido ronda los 10.000 dólares americanos y, cinco veces más, si está denominado en otro tipo de divisa. Para constituir un fondo en fideicomiso que valga la pena se requieren 250.000 dólares americanos. Las Islas Caimán son la sede del 80% de los hedge funds.

Pero en general la tendencia es a fusionar o agrupar muchos de estes servicios en centros offshore multiservicio como es el caso de Singapur que se ha convertido en la Suiza asiática.

¿Se ha avanzado algo en los últimos años en la transparencia de las operaciones de los bancos suizos?

Jean Ziegler:

"No ha habido ningún avance en la legislación suiza al respecto de transparencia, en los ultimos años: 
Suiza sigue siendo el principal lugar de refugio y de reciclaje de los capitales en fuga de países del Tercer Mundo, de los beneficios del crimen organizado internacional y de la evasión fiscal europea.
Cuando fui elegido parlamentario, fui testigo de cómo Mobutu mataba de hambre a su pueblo y saqueaba Zaire para enviar todo ese botín a mi país."
La oligarquía financiera suiza encubre con el secreto bancario todos los crímenes del capitalismo mundial.
Frente a esta situación, la Unión Europea muestra una timidez pasmosa: acepta el mantenimiento del secreto bancario suizo y que el país rechace todas las peticiones de cooperación en materia de evasión fiscal.
El estado español, por ejemplo, pierde decenas de millones de euros en impuestos no pagados por empresas e individuos españoles que practican la evasión fiscal con destino a Suiza, con la absoluta y evidente complicidad de los bancos suizos".

España se ha quedado sin "sus" multinacionales - un ejemplo:
El Banco americano de Santander (Botin no es el dueño sino J.P. Morgan y afines)

Durante la última década la entrada de capital estadounidense en el Banco Santander ha sido constante y creciente. Actualmente, siete grupos financieros de origen norteamericano poseen cerca del 50% de las acciones.

Emilio Botín continúa al frente del Consejo de Administración del banco, pero ahora es más bien un testaferro de los intereses de estas grandes corporaciones estadounidenses.



En el momento actual, siete grupos financieros de origen estadounidense controlan el 45,3% de los títulos del banco: 
  • Chase Nominees Ltd. (12,51%) [1], 
  • State Street Bank (9,60) [2], 
  • EC Nominees (6,91%) [3], 
  • The Bank of New York Mellon (5,57%) [4], 
  • Capital Research and Management Company (4,87%) [5], 
  • Blackrock Investment (4,78%) [6] y 
  • Fidelity Internacional (1,06%) [7]. 
También hay grupos europeos con participaciones significativas, como BNP Paribas (3,18%) y Credit Suisse (2,87). El resto de los accionistas está muy disperso para tomarlos en consideración y el sindicado de acciones de la familia Botín apenas llega a un exiguo 1,7% del total de los valores del banco.


Ya sabes ahora lo que es privatizar


Copiado de:  Joan FliZ


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada