viernes, 8 de marzo de 2013

Al Sur de la Frontera



Tengo que reconocer que como a muchos otros, Hugo Chávez no me ha dejado indiferente en su faceta como presidente de Venezuela. Sus bravuconeadas no dejan ninguna duda y ahí quedan para la historia las amenazas de expropiación a diestro y siniestro, algunas de ellas consumadas a grandes corporaciones. Sus denuncias al expresidente Aznar por su supuesto apoyo al golpe de Estado que sufrió su gobierno. Su odio manifiestamente expresado en más de una ocasión al imperialismo yanqui. Sus amistades peligrosas con varios líderes dictatoriales a lo largo y ancho del planeta. Sus interminables peroratas en su programa de televisión, etc.
Tampoco debemos olvidar el intento de censurar a los medios de comunicación que no comulgasen de su ideario o fueran contrarios a su gobierno, por mucho que lo justificara alegando que estaban financiados por intereses ocultos capitalistas que querían derrocarle del gobierno.
Pero finalmente Hugo Chávez pasará a la historia principalmente por dos motivos, su frontal y constante enfrentamiento al sistema capitalista neoliberal y su perseverante esfuerzo por erradicar la pobreza en la que estaba sumido el pueblo venezolano a finales de los años noventa, recuperando los recursos naturales de Venezuela para los venezolanos.
Cierto es que nos han inundado de noticias e informaciones de toda índole sobre Chávez hasta el punto de no saber realmente lo que ha hecho por su país ni las aportaciones que hizo al desarrollo de Sudamérica, creando una desinformación confusa y enmarañada de luces y sombras sobre su persona.
Aquí en España, esto no pasa. Nosotros bastante tenemos con la corrupción en todos y cada uno de los estamentos del Estado, con la manipulación informativa en las televisiones autonómicas, con la total ausencia de transparencia en las cuentas públicas, con el desmantelamiento del estado de bienestar, con el expolio de la banca, con la represión e indolencia hacia los ciudadanos que se manifiestan en desacuerdo con las medidas que toma el gobierno recortando los servicios públicos y reivindicando total transparencia. Bastante tenemos con la lamentable cifra de más de cinco millones de personas sin empleo y con medio país endeudado hasta el cuello, 
Eso sí, al igual que ellos elegimos al Presidente que queremos gobierne nuestro país ¡o no!



"No solemos considerar como personas de buen sentido sino a los que participan de nuestras opiniones".  
François de la Rochefoucauld (1613-1680) Escritor francés.

 

En 2009, el cineasta estadounidense Oliver Stones grabó un documental sobre la vida del entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

 “Al sur de la Frontera” cuenta la historia de Hugo Chávez y su relación con otros países de la región. Para este trabajo, Stone también entrevisto a diferentes presidentes de America Latina, quienes le permitieron tener una mirada mucho más amplia del panorama que quería presentar.
El ganador de tres premios de la Academia, presentó el documental en el Festival de Cine de Venecia. Cuando ya había llegado el momento estelar, Stone pidió que se retrasara por media hora el evento, pues el exjefe de Estado de Venezuela estaba por llegar a la proyección. Chávez llegó en un helicóptero.
El filme de 70 minutos que fue coescrito por el comentarista británico-paquistaní Tariq Ali, narra un viaje de carretera por cinco países de América del Sur. Además, explica la percepción errónea que se tiene de la política estadounidense en esta región.
“Una de las cosas que más me llamó la atención y por la que decidí hacer la película es por la inquina con la que se trata en los medios a un señor que ha ganado hasta siete elecciones”, señaló para El Mundo el cineasta.
El cercano amigo de Chávez expresó que siente un profundo dolor por la partida del difunto presidente venezolano. Escribió en su cuenta de Twitter: “Lloro la muerte de un gran héroe para la mayoría de su pueblo y para aquellos que luchan por un lugar en el mundo. Odiado por la oligarquía, Hugo Chávez vivirá por siempre en la historia. Mi amigo, descansa en paz en la vida eterna”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada