domingo, 13 de octubre de 2013

LA APARIENCIA NO ES SINCERA




Si hay algo que me sorprende verdaderamente de esta España en la que estamos hoy en día es la cantidad de contradicciones que existen en la España que nos toca vivir.
Si algún extranjero pasa por nuestro país y hecha un vistazo a nuestras ciudades y a nuestras zonas de ocio, centros comerciales o lugares turísticos pensará para sí:- "¿Crisis? ¿Qué clase de Crisis hay en este país?, si están los centros comerciales a tope, las playas y hoteles a reventar, todo son coches nuevos y gente guapa con buena ropa de marca, ¿Dónde está la Crisis?"

Esto es la impresión que damos, y no hablemos de las fiestas, como los Moros y Cristianos con sus trajes y su fanfarria, o la Semana Santa con sus fastuosos pasos decorados en oro, o los San Fermines. con sus orgías alcohólicas y sus fabulosos encierros, o las Fallas, con su derroche de obras artísticas consumidas por el fuego, que valen un potosí.

Quien nos vea de fuera dirá y pensará que somos un país de ricos, que estamos bien y que lo de la crisis es un bulo para sacar pasta de Europa. 

Pero la realidad es que esta España está sumida en una crisis tan profunda que hará tambalear a toda la sociedad en los próximos años de una forma desconocida en tiempos de Democracia, de hecho ya lo estamos viendo con la cantidad de nuevos recortes, nuevos impuestos y nuevas leyes laborales que no hacen más que quitarnos derechos, pero para el resto del Mundo, España va bien, sale de la crisis y piensan que no es tan grave como parece, y todo por nuestra puñetera costumbre de querer aparentar más de lo que somos y tener más de lo que tenemos, la fanfarronería española.

Es contradictoria la forma de ser de mucha gente de este país, nos gusta mucho aparentar ser lo que no somos y que crean que tenemos mucho, pero eso solo es engañarnos a nosotros mismos, pues la mayoría lo estamos pasando mal y como siga así la cosa ya no podremos aparentar nada, porque nos quedaremos sin eso, sin nada, ni para aparentar.

La apariencia manda y mucha gente puede estar pasando penurias económicas y no tener ni para llenar la nevera, pero si para ir a un bar a tomarse un cubata o comprarse un paquete de marlboro, estar en el paro y seguir pagando cuotas del colegio privado del hijo, o ir a un Centro Comercial y tirar de la tarjeta para comprarse una tele o un portátil sin saber si van a poder pagar las cuotas. Eso da igual, nos tienen que ver bien, aunque estemos muertos de hambre...

Aparte de que nuestro gobierno ya se encarga de fomentar esta apariencia inflando los datos de la exportación y diciendo que somos un país competitivo porque hemos bajado los salarios y han hecho otra reforma laboral. Ellos son más competitivos pero la gente cada vez puede adquirir menos cosas y cada vez hay menos trabajo porque los que estamos trabajando, trabajamos más por menos y el consumo interno se desploma por lo que se genera más paro, pero para los países de fuera todo va bien porque exportamos mucho, pan para hoy, y hambre para mañana

Tenemos un gobierno que le gusta aparentar, y lo hace bien, aunque también se les ve el plumero, ya que a Europa no le interesa que salgamos a flote, quieren hundirnos, sobre todo Alemania, así ellos dispondrán de más mercado. Esto es una guerra, y nosotros somos víctimas del Capitalismo depredador de esta Des-Unión Europea que nos está sangrando por todos lados.


Enlace:  http://juanma-enbuscadelsentido.blogspot.com.es/2013/10/la-apariencia-no-es-sincera.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada