lunes, 14 de noviembre de 2011

#Indignados, el documental sobre el Movimiento #15M

El movimiento indignados del 15-M ha demostrado que cuando la sociedad civil se une en un objetivo común y a la vez justo su proyección es imparable. En tan solo unos meses aglutinó a millones de personas que de una forma cívica y con total ausencia de violencia ha decicido no callar más ante las injusticias económicas y sociales que se están produciendo desde hace años y con miras de seguir engordando de no ponerlas freno. Una de las cosas que más ha sorprendido, es que la asistencia de la ciudadanía a las distintas manifestaciones no fuera convocada por ningún partido político, por ningún sindicato, por ninguna religión ni por ningún colectivo análogo o parecido a estos o de similar naturaleza. Cientos de miles de personas, en mayor o menor medida de distinta ideología y credo, de todas las edades y status social, sin que se les pusiera bocadillo y autobús para el desplazamiento, sin ningún tipo de obligación de asistencia y sin ningún interés particular o partidista, sino todo lo contrario por el bien común y hartos de reformas antisociales, recorrieron, y seguirán haciéndolo, las calles de nuestro país y la de muchos otros para reivindicar un futuro digno, eliminar los privilegios de la clase política, exigiendo control y gestión de los servicios públicos, exigiendo el control de los bancos y entidades fnancieras, la reordenación de la fiscalidad y el control del fraude, reducción del gasto militar, independencia del poder judicial, modificación de la Ley electoral para garantizar sistemas auténticamente representativos y proporcionales, asegurar las libertades ciudadanas...Hay muchas otras y más que se incorporarán, como por ejemplo que los políticos y sus partidos a los que realmente si representan, respondan penalmente ante la mala práctica y arraigada costumbre de prometer a los ciudadanos determinadas acciones en sus programas electorales de gobierno y después no cumplirlo. Esto debería catalogarse como estafa con el agravante de la confianza depositada.
Es una oportunidad que nos hemos dado para cambiar algunas cosas, hay que ser consciente de que el camino es largo y los logros irán llegando. Se equivocan los que piensan que esto se quedará en nada, pero también se equivocarán los que piensen que se cambiará todo de golpe, puesto que el enemigo es escurridizo, grande y poderoso. Personalmente me siento satisfecho por haber recogido el testigo que otros antes que nosotros también llevaron y consiguieron con su lucha dejarnos un mundo algo mejor. Como decía una pintada escrita en una pared en plena calle "Mañana tal vez tenga que sentarme frente a mís hijos y decirles que fuimos derrotados, que no supimos como hacer para ganar. Pero no podría mirarles a los ojos y decirles que ellos viven así porque yo no me animé a luchar"



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada