martes, 13 de diciembre de 2011

La asociación ARAMA sopesa llevar al Juzgado la destrucción de la casamata de La Ería

La Asociación para la Recuperación de la Arquitectura Militar Asturiana 1936-1937 (ARAMA) decidirá hoy, en el transcurso de una reunión, si lleva al Juzgado la destrucción de la única casamata del bando nacional que se conservaba en la ciudad y que estaba en la zona de La Ería. El colectivo decidirá hoy si acomete acciones legales contra la concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Oviedo por permitir el derribo del nido de ametralladoras, que fue demolido el pasado 9 de diciembre por la mañana, por una empresa que desarrolla un plan urbanístico en la zona.

El vicepresidente de la asociación, Enrique Menéndez, no descartó tampoco presentar otra denuncia en la Consejería de Cultura del Principado de Asturias por esta actuación municipal. «Para nosotros está claro; los responsables son la concejalía de Urbanismo y su titular, Alberto Mortera, al cual le presentamos en el año 2008 un informe completo sobre esta casamata», puntualizó el representante de ARAMA al tiempo que lamentaba que la carta de respuesta, «difícilmente entendible», no dejaba claro «si se conservaría o se tiraría».

Enrique Menéndez recordó que todos los grupos del Ayuntamiento habían tomado un acuerdo por unanimidad, el pasado 2 de noviembre, en la Comisión de Cultura en el que exigían «impulsar desde el Ayuntamiento de Oviedo la recuperación, la conservación y la puesta en valor -turístico y cultural- del patrimonio histórico militar relacionado con la Guerra Civil, a solicitud de la colectivo ARAMA».

En este sentido, el grupo municipal de IU-Los Verdes formuló ayer una pregunta sobre la destrucción de la polémica casamata de La Ería.

El grupo municipal de IU quiere conocer las características de la licencia de derribo que ocasionó la destrucción de la citada fortificación, así como las responsabilidades que puedan derivarse de la actuación. También quieren conocer «las medidas que la concejalía de Urbanismo va a tomar en el futuro para salvaguardar el resto de los edificios existentes en Oviedo representativos y que configuran unas piezas únicas de la arquitectura militar en nuestro municipio».

La Comisión de Urbanismo ya había rechazado una moción presentada por el grupo municipal de Asamblea de Ciudadanos por la Izquierda (ASCIZ) el 16 de octubre de 2008, en la que pedían que se protegiera la casamata de La Ería.

El concejal de Urbanismo, Alberto Mortera, manifestó ayer a este periódico que la casamata «no tenía ningún grado de protección, igual que el resto de los elementos de la Guerra Civil».

Después, añadió que «cualquier elemento que haya que proteger tiene que estar en el catálogo de bienes protegidos, y esta casamata no lo estaba. Quien quiera garantizar la protección lo que tiene que hacer es promover su catalogación».

Mortera añadió que, «una vez que se iniciaron las obras de demolición de las casas vacías que había en este entorno, se hizo lo mismo con la casamata, basándose en un proyecto que estaba aprobado».

El titular de Urbanismo, tras advertir que la casamata estaba «en estado de abandono», dijo que «no sólo por ser del pasado las cosas tienen valor» y, también, que siempre hay que valorar el coste económico que tiene rehabilitar y mantener una instalación como ésta.

El presidente de la Hermandad de Defensores de Oviedo, Fermín Alonso Sádaba, se mostraba ayer entristecido por el derribo de la casamata. «Para tirar una cosa como ésta lo primero que hay que hacer es preguntar, después se estudia y finalmente se deja como estaba».

«Todas estas construcciones, las de un bando y las de otro, hay que conservarlas para no repetir el pasado, para que no vivamos una guerra igual», concluyó Sádaba.
                                                                                                                                 Ángel Fidalgo

http://www.lne.es/oviedo/2011/12/13/asociacion-arama-sopesa-llevar-juzgado-destruccion-casamata-eria/1169945.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada