domingo, 21 de octubre de 2012

Europa ¿Premio Nobel de la Paz 2012? ¡JA! (Texto completo)




Europa ¿Premio Nobel de la Paz 2012? ¡JA! 


El pasado viernes 12 de octubre de 2012, la Unión Europea ha sido galardonada con el “Premio Nobel de la Paz 2012”.

Este premio se fundamenta en el reconocimiento de los esfuerzos realizados durante más de seis décadas por contribuir "al avance de la paz y la reconciliación" en Europa, “al establecimiento de la democracia y de los derechos humanos en el viejo continente”, y, según el jurado, el éxito más relevante de la Unión Europea es haber conseguido que estos conceptos de Paz, Democracia y Derechos Humanos hayan arraigado profundamente en las naciones adheridas, ahuyentando los vientos de guerras, en referencia a la Segunda Guerra Mundial, y estableciendo una zona estable de libre comercio

El Presidente del Consejo Europeo y el Presidente de la Comisión Europea, en una declaración conjunta expresaron su agradecimiento declarando: “Es un gran honor para la Unión Europea recibir el premio Nobel de la Paz 2012. El premio es el mayor reconocimiento posible a las motivaciones políticas profundas que sustentan nuestra Unión: el esfuerzo sin precedentes, por parte de un número cada vez mayor de Estados de Europa, para superar la guerra y las divisiones, y conformar entre todos un continente en paz y prosperidad. El galardón no se limita al proyecto y las instituciones que encarnan un interés común, sino que también honra a los 500 millones de ciudadanos que viven en la Unión”.

Por su parte, el presidente del Comité Nobel, Thorbjoern Jagland, ha declarado: "El atroz sufrimiento de la Segunda Guerra Mundial demostró al mundo la necesidad de una nueva Europa. Durante un periodo de 70 años, Alemania y Francia han combatido en tres guerras. Hoy una guerra entre Alemania y Francia es impensable. Esto demuestra cómo, por medio de esfuerzos bienintencionados y construyendo una relación de confianza mutua, los históricos enemigos se han convertido en estrechos aliados”.

También ha añadido: "La UE se enfrenta en la actualidad a graves dificultades económicas y a un descontento social importante. El Comité Nobel noruego quiere centrarse en lo que ve como el mayor logro de la UE: la exitosa lucha por la paz y la reconciliación y por la democracia y los Derechos Humanos".

Conviene destacar que la Unión Europea ya había sido nominada en varias ocasiones para esta distinción, pero hasta la fecha nunca la había conseguido.

En cualquier caso, QUE CURIOSO que otorguen este premio precisamente ahora, en 2012, en plena crisis económica e institucional, cuando oímos a diario del riesgo de desintegración de la Unión Monetaria y de la crisis de valores democráticos. Con manifestaciones constantes en prácticamente todos los países miembros, demostrando el gran descontento de una gran parte de sus conciudadanos con las políticas adoptadas y justo cuando Europa está perdiendo su alabada paz social.

Algo ocurre en la Unión Europa, porque no funciona bien y se refleja en la insatisfacción y la decepción de una gran mayoría de los ciudadanos europeos. Esta crisis no hace más que ponerlo de manifiesto.






Europa, ¿Premio Nobel de la Paz 2012? ¡JA! 


Sin pretender menospreciar unos indudables valores y un envidiable estilo de vida, no podemos olvidar que la crisis que sufre Europa actualmente, no sólo pone estas virtudes y estos beneficios sociales en cuestión, sino en serio peligro. Veamos algunos de los problemas más graves que aquejan nuestra Unión.

Uno de los pilares de la creación de la Unión Europea fue la SOLIDARIDAD. Solidaridad entre naciones y entre ciudadanos, en la que, por principio, las naciones más ricas ayudaban a las menos favorecidas mediante fondos estructurales y de ayuda para permitir una aproximación de todas las infraestructuras comunitarias, así como que los ciudadanos más ricos ayudaban a los menos pudientes pagando más impuestos y tasas con el objetivo de que todos disfrutasen de unos servicios sociales públicos, suficientes y dignos. Este principio de solidaridad permitió un reparto de la riqueza más justo y se logro un sueño social: el denominado ESTADO DEL BIENESTAR.

Sin embargo, nuestro estado del bienestar se está derrumbado, así como el principio de solidaridad. La causa principal es el interés desbordado por promover unas políticas enfocadas al apoyo de los capitales y fondos financieros, facilitando su libre movimiento dentro de las fronteras de la Unión y evitando su control. Esta situación ha sido permitida por una pésima y cobarde gestión, por parte de unos políticos atemorizados ante unos “mercados financieros” que imponen paulatinamente sus criterios para beneficiarse escandalosamente de esta situación de crisis.

Además, esta débil, privilegiada y acomodada clase política no ha sido capaz de controlar la especulación y los abusos financieros de los “mercados”. Es más, en muchos casos se han unido a ellos para aplicar e imponer directrices financieras que vuelven a beneficiar a los más ricos y a perjudicar más aún a los más desfavorecidos.

Desde la perspectiva de las naciones de la Unión, resulta que se está abriendo una profunda brecha entre las del norte y las del sur. Una vez más, los “mercados financieros” imponen unas exigencias que los incompetentes políticos no son capaces o no se atreven a frenar. De nuevo, beneficio a los más ricos, los del norte, y perjuicio a los más pobres, los del sur. Y aunque reconozcamos que las democracias del norte están más consolidadas y controladas, y que las del sur lo son menos y sufren de mal funcionamiento y corrupción, no es menos cierto que, recuperando el principio de solidaridad, las democracias más fuertes deberían influenciar a las más débiles para homogeneizar igualmente las instituciones y su funcionamiento. Y aquí es donde tropezamos con el problema más grave y peligroso: se ha creado la Unión Europea de los capitales, olvidándose de la de los pueblos, la de los ciudadanos. Esa es la principal causa del divorcio, del alejamiento cada vez más profundo entre las clases políticas y dirigentes y el resto de los ciudadanos. Este es el caldo de cultivo de la insatisfacción del pueblo y la pérdida progresiva e imparable de la paz social.



Europa, ¿Premio Nobel de la Paz 2012? ¡JA! 


Nuestra Europa es cada vez menos democrática y menos plural, y permite que, en algunos casos, unos políticos interesados pacten compromisos relevantes en el Parlamento Europeo, en secreto y sin informar a sus respectivos congresos, y completamente de espaldas a las fuerzas democráticas de las naciones miembros y sus ciudadanos. O bien, dentro de las propias naciones, ocurre que fuerzas políticas generalmente alejadas por aparentes y profundas diferencias ideológicas, pacten reformas constitucionales que benefician a los “mercados financieros”, perjudicando seriamente a los ciudadanos y, de nuevo, de espaldas a estos últimos.

En España, por ejemplo, se abordó un cambio constitucional en él que, sorprendentemente, las dos fuerzas políticas mayoritarias, a pesar de estar enzarzadas en un correoso enfrentamiento político, acordaron con una rapidez y complicidad sospechosas, una modificación constitucional que vendieron a los electores como necesaria para controlar el techo de gasto, ocultando al público que la verdadera razón del cambio era dar preferencia absoluta al pago de la deuda (con destino a los “mercados”), sobre cualquier gasto social. De tal modo que esta actuación traicionera encaja perfectamente como una estrategia de engaño a los ciudadanos españoles. De manera similar y con la misma intención deshonesta, se defienden programas electorales durante las campañas que, posteriormente, una vez ganadas las elecciones, NO se aplican. Una vez más, aparece la impune traición al ciudadano votante.

Por si fuera poco, se pueden enumerar brevemente más asuntos que reflejan esta Europa maravillosa premiada con el Nobel de la Paz 2012. Por ejemplo: 

  • Recortar en derechos básicos como la educación o la sanidad.
  • Garantizar el pago a los bancos y su sostenimiento, aunque hayan cometido excesos por su propia voracidad, y aunque perjudique a los ciudadanos, permitiendo, por ejemplo, desahucios salvajes, sin miramientos por las circunstancias de las familias afectadas.
  • Amenazar con la suspensión de las coberturas sanitarias en determinadas circunstancias o por no disponer de papeles.
  • Impulsar política de inmigración cada vez más agresiva, llegando a encarcelar a las personas sin papeles.
  • Apoyar a regímenes autoritarios, por beneficios e intereses comerciales europeos, sin miramientos por los pueblos sometidos que sufren las represiones. Por ejemplo: Arabia Saudí, Israel, etc.
  • No condenar agresiones violentas, como la de 2008 de Israel contra la franja de Gaza, en la que mató a más de mil palestinos, bombardeando varias veces la sede local de la ONU.
  • No condenar los ataques de los Estados Unidos a Pakistán mediante drones, aviones no tripulados, matando a miles de personas, e impulsados por Barack Obama. Por cierto, otro lucimiento de Premio Nobel de Paz 2009.
  • Por ser uno de los mayores exportadores de armas del mundo.
  • Por vender armas a Bahréin, Egipto o Arabia Saudí, entre otros, precisamente cuando se llevaban a cabo campañas de represión sobre manifestantes que pedían libertad, pan y justicia social.
  • Por aprobar ayudas a Grecia, en algún caso, por valor de 22.400 millones de euros, como rescate, a cambio de durísimos recortes en jubilación y sueldos estatales, y con la exigencia de comprar armas por un importe de 1.300 millones de dólares a Alemania, Holanda y Francia.
  • Participar en la guerra de Libia en nombre de la paz, bombardeando supuestos objetivos militares por aire (con misiles y aviones), sin considerar los inevitables daños colaterales de civiles inocentes.
  • Por esta extraña manía del neoliberalismo de disfrazar una pérfida y maligna solidaridad en una sana intención de hacer la guerra en nombre de la paz. Un contrasentido absoluto que insulta a los ciudadanos europeos. 

Europa, ¿Premio Nobel de la Paz 2012? ¡JA!


Por Sergio Gras

El Ateneo de Librepensamiento de Navalcarnero.
12.10.2012

Enlace: http://ateneonavalcarnero.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada