domingo, 23 de diciembre de 2012

El entierro cubano (desde el corazón).


La Bandera de Cuba


Este texto ha circulado por Internet como un chiste: "El Chiste del Entierro Cubano", sin embargo, representa un gran lección. En efecto, este entrañable pueblo, avasallado por todas partes, hace gala de su buen humor y de su arte de la supervivencia para aprovechar lo poco que les ofrece la vida, y en cualquier circunstancia. El pueblo cubano es un pueblo sencillo y valiente, cuya sabiduría popular ha aprendido a disfrutar del momento y de sus gentes, no miran al pasado ni se preocupan del futuro, sólo viven el presente y aprovechan lo poco que tienen con un gran ingenio, lleno de inventiva. Saben ser, saben estar y saben esperar lo inesperado. Las duras condiciones de vida y la falta de oportunidades quedan compensadas por una inagotable alegría de vivir y de compartir lo poco que poseen. Sencillamente, aceptan sus circunstancias. Se aceptan como son. Aceptan la realidad, su realidad, aquí y ahora. 
Por ello, recomiendo leer este texto con ese mismo espíritu cubano, alegre y desenfadado, libre de toda culpa, espontáneo, con la sencillez e inocencia de las personas que saben que no tienen nada que ocultar. Simplemente hay que ingeniárselas para sobrevivir y ayudar a la gente que se quiere. 
Aprovecho para mandar un fuerte y afectuoso abrazo al pueblo cubano, con gran respeto y mucha admiración. Y, por supuesto, lo acompaño todo con una gran sonrisa franca y cristalina.


El entierro cubano.

Toda la familia en CUBA, se quedo sorprendida cuando llego de MIAMI un ataúd con el cadáver de una tía muy querida. El cuerpo estaba todo apretado en el cajón con la cara aplastada contra el cristal de la tapa. Al abrir el cajón, la familia encontró una carta prendida a la ropa con una aguja que decía:

Queridos papá y mamá:

Estoy enviando el cuerpo de tía Jimena, para que hagan el entierro en
Cuba, tal como ella quería; disculpen por no poder acompañarla, pero los
gastos fueron muchos, con todas las cosas que aprovechando las
circunstancias, les estoy enviando.

Abajo de tía, en el fondo del ataúd, encontraran 12 latas de atún
"BumbleBee", 12 botellas de acondicionador y 12 de shampoo Pantene
anticaspa, 12 frascos de Vaseline Intensive Care (muy bueno para la piel,
no sirve para cocinar), 12 tubos de crema dental Colgate, 12 cepillos de
dientes, 12 latas de frijoles Span (españolas, de las mejores), 4 latas de
chorizo (de verdad).

Dividan con la familia, (¡sin peleas!) en los pies de tía Jimena están
un par de tenis Nike nuevos talla 9, son para Juan (pues con el cadáver de
tío Estevan no le mandamos nada y se quedo enojado).

En la cabeza hay 4 pares de calcetines nuevos para los hijos de Antonio,
son de colores diferentes. De nuevo, por favor, sin peleas. Tía Jimena
esta vestida con 15 sudaderas Ralp, papá; quédese con 3 y les regala los
otros a mis hermanos. El reloj Seiko que papá me pidió lo lleva puesto en
la muñeca izquierda; también usa los aretes, pulseras y anillos que mamá
quería y me pidió. La cadena en el cuello es para mi prima Carlota; los 8
pares de medias Channel son para para repartir con mis amigas y las vecinas
o si quieren pueden venderlas, (por favor, no las den baratas, que son de
las caras). La dentadura que le pusimos es para la abuela que hace años
esta sin dientes y no puede masticar (con estos dientes va a poder comer
pan sin antes mojarlo en el café).

Los lentes bifocales son para Alfredito, pues son del mismo grado que el
usa también es de el la gorra de los Yankees de Nueva York que llevaba
puesta. Los aparatos para la sordera que usa la tía son para tía Carola;
no son exactamente los que necesita, porque son de segunda mano los nuevos
están charrísimos. Los ojos del cadáver no son de verdad, son lentes de
contacto; quítenselos que son de Marcela, se los debía desde su
quinceañero.

En los dedos de los pies, van los anillos de oro para el casamiento de
Josefina, para que este super hermosa ese día. Espero que nadie se queje
esta vez...... no le cuenten a nadie todo esto y sáquenlo rápido, antes de
comenzar a velar el cadáver.


P.D. Por favor, consigan ropa vieja para vestir a tía Jimena para el
entierro y manden decir una misa para el descanso de su alma, pues ella les
ayudo hasta después de muerta.

Como verán el ataúd es de muy buena madera; no agarra termitas,
desháganlo y hagan las patas de la cama de mamá y cómprenle un ataúd de los
baratos, pues a ella le gustaban las cosas sencillas.

Saquen el cristal de la tapa y arreglen el porta retratos de abuela que
esta roto hace años; una bolsa plástica será suficiente para volverlo
arreglar la tapa. Con el forro del ataúd, que es de satín blanco de 20
dólares la yarda, Josefina se puede hacer su vestido de novia.

No dejen que toda esa alegría les olvide vestir a tía para el entierro.

Con la muerte de tía Jimena. la tía Blanca se quedo muy triste y
enferma; creo que pronto les estaré mandando más cositas................

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada