martes, 27 de agosto de 2013

Año II Núm. 13 - Agosto 2013

Heidegger o
una vida política lamentable

.  Juan Luis Bermúdez Carbonell  .

“El tango es un pensamiento triste que se baila” (E. Santos Discépolo) ¡Qué hermoso!
Meditando en la época y en el contexto donde “Ser y Tiempo” vio la luz. Era el año 1927, en plena República de Weimar (así se conocía a la Alemania que habían hecho firmar el Tratado de Versalles después de la derrota en la Primera Guerra Mundial). En esa década de los años treinta pasaron infinidad de cosas, y de las más importantes era que se estaba cociendo la Segunda Guerra  Mundial. En Alemania terminaron con la vida de Rosa Luxemburgo, y el 30 de enero de 1933 Hindenburg nombró canciller a Hitler, que poco tiempo después suprimió la democracia y con ello la República de Weimar. El Crac de 1929 y la consiguiente Gran Depresión destruyeron el escaso prestigio que gozaba la institución republicana. En estos momentos el prestigio de Heidegger era tremendo, y cuando tomó posesión del rectorado de la Universidad de Friburgo en 1933 es cuando se declaró nacional-socialista ante un auditorio de camisas pardas y S.S. o camisas negras. No seré yo quien le quite valor a sus dotes como filósofo, pero como ser humano es completamente rechazable. Hoy esta fuera de toda duda que fue un nazi hasta el último día del nacional socialismo y nunca hizo una declaración de arrepentimiento. Tenemos abundante material (el libro de Farias es una buena fuente de información), cartas muy cínicas escritas a su antigua amante Hanna Arendt, reproches  muy duros como los que le dirige su antiguo discípulo Herbert Marcuse (el autor de El hombre unidimensional), delaciones a compañeros de claustro (cosas parecidas ocurrieron en España por parte de algún intelectual que luego fue muy conocido, Existen documentos, ya publicados, ofreciendo sus servicios  al aparato represor franquista en Madrid) y así un interminable etcétera. Marcuse le critica a Heidegger una frase que éste le había dicho: "Auschwitz en 1933 no era visible", y Marcuse le contesta: "para usted sí era visible". Con lo que le está diciendo “para usted, que era la gran cabeza filosófica de Occidente, necesariamente era visible".  Después de estas consideraciones vienen a mi mente pensamientos y recuerdos muy variopintos, León Felipe ya en Méjico desde principios de los años veinte, y después de la derrota republicana en España las largas colas de exiliados, de los que quiero resaltar a María Zambrano, la eminente discípula de Ortega, Zubirí y García Morente; ella hizo importantes estudios sobre la mística española y estudio muy bien la figura de San Juan de la Cruz. En esa terrible década de los años treinta también estaba triunfando en Argentina Enrique Santos Discépolo, en el año 1928 se estreno “Qué vachaché” (qué vas hacer). Pero su consagración definitiva fue con “Esta noche me emborracho bien”; estrenada en 1935. Luego vinieron una serie interminable de tangos que muchos de nosotros hemos escuchado y algunos incluso bailado...Sus relaciones con el peronismo es otra historia..., pero que ni de lejos tiene nada que ver con la del enigmático y mala persona que fue Heidegger. El día de su muerte le llevó una corona de flores enorme Eva Duarte de Perón con una significativa dedicatoria: ¡HASTA PRONTO¡. Como si ella ya supiese que su final estaba cercano, pues murió un año después. Soñé que una noche se vieron en México DF, con Octavio Paz, que los reunió a los tres para cenar en su casa. Por mis informaciones, en esas fechas fue Discépolo a meditar a esa ciudad, tras un disgusto con su mujer, y allí se encontraba María Zambrano, muy amiga de Octavio Paz y de León Felipe. ¡Mira que si fuese cierto que ese sueño fue verdad!
 El último Heidegger se fue acercando a la poesía a través de Hölderlin y del lenguaje. Si la vida inauténtica está justificada por el mundo que hemos creado, se echan a faltar algunas consideraciones morales necesarias. Fue un gran conservador, amante de su tierra, y pasó la mayor parte de su vida trabajando en su refugio que se construyó en la Selva Negra. Prefiero a Discépolo.
 
... / ... 
 
 

La hora del café

  .  Miss Marple .

- ¿Qué tal Juani?, ¿cómo han ido las vacaciones?
- Las vacaciones siempre son buenas. Este año, un poco más austeras, pero no me puedo quejar. ¿Y tú?
- Pues lo mismo: tranquilidad, paseos, visitas... en fin; disfrutando. Eso sí, menos cenas fuera y nada de caprichitos.
- ¿Has visto? Ya están preparando el pueblo para las fiestas. He visto que ya están cubriendo la plaza de banderines y luces.
- Esto me recuerda a cuando éramos crías y se montaba la plaza de palos en la plaza del pueblo, ya me entiendes. Era un ambiente estupendo esto de la prefiesta. Deseando todos que llegara el día 7, que era realmente el inicio de las fiestas, con los gigantes y cabezudos. Ahora el pueblo se ha hecho tan grande que ha perdido la magia. O, a lo mejor, es que yo me he hecho mayor. Pero antes, al no haber tantas actividades y tantos días, pues lo que había se disfrutaba mucho. De todas formas, este año espero que sean consecuentes con la situación que estamos sufriendo y no gasten tanto. Que parece que las fiestas de los pueblos fuesen "sagradas". A ver quién es el valiente que quita algún festejo o algún encierro. ¡Por dios! Ni tocarlos.
- Es verdad. Sin embargo alguien podría tener la sensatez de hacerlo.
- Desde luego, y más sabiendo que hay gente en el pueblo con muchas dificultades y sin trabajo. Pero claro, eso, de "sagrado", nada. ¡Qué se apañen! Porque las fiestas son las fiestas, aunque no lo sean para todos y algunos no las puedan disfrutar. 

- 1 -

Son

 .  Aristarco Milton  .

Siempre que se generaliza y se acude a tópicos se equivoca uno, pero es verdad que en muchos casos se coincide cuando se afirma, por ejemplo, que no es fácil saber si los gallegos van o vienen. Lo que es rotundamente verdadero es que si se quiere ver basura en cantidades ingentes, hay que visitar la India: los indios son guarros. Ellos visten de blanco, y ellas con sus preciosos colores en la ropa nos parecen otra cosa, pero cochinos, lo son mucho. No es por pobreza, porque los tailandeses son más pobres y no son en absoluto guarros: son pequeñitos. Ellos son muy poco agraciados en cuanto al físico, y ellas tienen unas caras preciosas, pero solo la cara. Lo demás es plano. Son dulcísimos todos.

Lo contrario lo encontramos en Occidente, los Alemanes no son dulces. Son sobrios, roñas, cuadriculados y ordenados. Los americanos se sienten el centro del mundo pero fundamentalmente son ignorantes y gruesos, la salvaguarda moral de occidente. Los ingleses piensan que todo es suyo y si quieren algo que no tienen lo cogen y no lo sueltan, (y no lo digo solo por Gibraltar...) Si quieren ustedes ver la cultura egipcia o griega, visiten el Museo Británico: allí esta casi todo. Los ingleses son muy inteligentes, piratas, feos o guapos, hay de todo. Más bellos son los italianos, aunque son marrulleros, muy pesados y un poco espesos; ellas tienen ínfulas de guapas aunque rayan la anorexia; más lindas son las francesas en general, y no tienen la boca deformada como ellos, que de tanto poner los labios en forma de u se les ha modificado la comisura de la boca. No sé por qué nos envidian tanto, teniendo un país tan maravilloso. Los austriacos no hacen ruido para casi nada, son educados y limpísimos; incluso los pobres de las calles son limpios, rubios como los holandeses, que son blanquitos, altos y algo gitanos; más bajitos son los belgas, que están entre los holandeses y los alemanes, pero que tienen unas cervezas que se le caen a uno las lágrimas de lo ricas que están, y ¡tantas...! No es como los irlandeses, que tienen una y parece que tienen un tesoro, pero son acogedores y buena gente, no tienen nada que ver con los ingleses, que son menos hospitalarios. Los suizos, que exigen llevar la bandera tatuada, o dinero en el bolsillo para poder entrar a su país. No son como los noruegos, independientes, riquísimos, y a quienes les importa un pimiento si tienes o no dinero pues ya lo tienen ellos. Su país es precioso pero les faltan ganas de vivir, por eso se suicidan... Motivos para sentirse mal tienen los griegos, que han sido tanto y ahora son como sus piedras: caídas y viejas. Pero nobles y cordiales como lo son los musulmanes en general. Aunque tienen un peligro...Y qué decir de los españoles. De todo hay... Mírate al espejo.

.../...

Racionalizando el gasto público

  .  Marta Catalan  .

"La Crónica de Navalcarnero es una publicación abierta a todos los vecinos, que se realiza mediante las colaboraciones de todas aquellas personas del municipio que tienen algo que decir". Eso es lo que pone en la página 2 de todos los boletines, esos que se pagan con nuestros impuestos (ahí sí que tomamos parte) y que acaban con frecuencia directamente en una papelera. Os recuerdo el titular del número especial de junio de 2012: "El Ayuntamiento de Navalcarnero liquida la totalidad de su deuda con los proveedores". Y sigue: "Haciendo un gran esfuerzo económico, el Consistorio se pone al día en el pago a proveedores, liquidando todas las deudas pendientes, por 37,3 millones de euros". Haciendo un gran esfuerzo, dice. Pág. 4: "(...) gracias al plan de pago diseñado por el Consistorio y a la línea de crédito ICO, que la administración local podrá devolver a un interés inferior al 6%". Vamos, que al cinco y pico, supongo. ¡Pero aunque fuera al 1%!: estos señores, una de cuyas labores es gestionar nuestras cuentas, se dirigían a nosotros para decirnos que desde ese momento pasábamos a deber esa burrada de dinero (1.492 euros por cada uno de los 25.000 vecinos)... y "un poquito" más.
Artículo de 25 de abril de 2011, madridiario.es: "(...) Nos hemos acercado a la gente para preguntarles qué infraestructuras necesitan en la localidad. Aunque sus peticiones son muy normales. Muchos de ellos piden nuevos parques, mejorar la iluminación de alguna zona concreta, y el arreglo de algún bache. Piden cosas muy cotidianas en comparación a las propuestas del equipo de Gobierno, que tenemos una visión mucho más en conjunto de la ciudad - afirma Santos, quien asegura que todas estas peticiones serán incorporadas siempre que las posibilidades reales del Ayuntamiento y la situación económica local lo permita". Claro, claro, SU visión nos ha costado por lo menos casi 1.500 euros más de lo que aportamos con nuestros impuestos. Porque ¡qué frustrante sería tener que limitarse a arreglar baches!, ¿verdad?
Pleno Extraordinario de 2 de agosto de 2013: Doña Mª Paz Fraile, portavoz del Grupo Popular, defiende la conveniencia de deshacerse de cuatro trabajadores del Ayuntamiento. En el blog de Radio Navalcarnero está la grabación íntegra del acto. Minuto 43: "La amortización de estas plazas es una medida necesaria destinada a ajustar las posibilidades presupuestarias. Debemos continuar con nuestra política de austeridad del gasto, siendo necesario mantener nuestro nivel de ingresos. Nuestras políticas deben ir encaminadas a reducir lo no esencial, para así conseguir racionalizar el gasto público".
¿Habéis visto el nuevo crucero? Está en el Barrio de la Crispina, entre unos pinos, justo frente al Barrio del Señorío. Si no me equivoco se ha erigido allí en el tiempo que va entre el Pleno en que se anunciaron los despidos y éste en el que se ratifica la decisión. Según la RAE, un crucero es una "cruz de piedra de dimensiones variables, que se coloca en el cruce de caminos y en los atrios. Suele alzarse sobre una plataforma con peldaños y tiene esculpido el crucifijo y, frecuentemente además, la Piedad o Quinta Angustia. Abundan en Galicia, Irlanda y Bretaña". Y en Navalcarnero, añadiría yo: Con este yo tengo contados catorce. Eso es algo necesario que sí que nos podemos permitir, ¿no?
¿No va ya siendo hora de que este pueblo opine abiertamente sobre las decisiones que se toman en nuestro nombre?
 
- 2 -
  

Vente a Alemania Pepe

   .  Javier Ruiz-Medrano Lucas  .

Cuando en 1.971 Pedro Lazaga dirigió la película que da título a este artículo lo hizo en clave de mostrar a los españoles una realidad ya por entonces casi superada (en 1.973 ya hay más gente que viene que la que se va) Aunque se trata de una película patriotera y sentimentaloide no deja de tocar las teclas dolorosas de la emigración, la falta de horizontes en el propio país y el atraso perpetuo de España con respecto a los países de su entorno. En aquellos casi treinta años (1.945-1.973) de emigración masiva hacia Europa de mas de un millón de españoles, la práctica totalidad de los trabajadores eran de tan baja cualificación que apenas sabían leer ni escribir, que contaban solo con sus brazos para labrarse un futuro que en su patria les era negado. Muchos volvieron y muchos se quedaron. Los que volvían contaban maravillas de Francia, de Alemania, de Bélgica, de Inglaterra… Ya sabemos que en ningún sitio atan los perros con longaniza, pero lo que era palpable es que allí había más longaniza que aquí. Además había democracia, libertades individuales y otro montón de cosas que aquí ni siquiera soñábamos pues teníamos un caudillo que, por la gracia de Dios, vigilaba nuestras vidas, nuestras haciendas y hasta nuestros pensamientos. ¡Bueno que era el hombre! Pues bien, cuarenta años después de todo aquello volvemos a las andadas. Estamos emigrando. Y ahora con más salero todavía. Ya no mandamos analfabetos con dificultades para escribir, ahora mandamos lo más granado de la población, nuestros universitarios. Chicos de veinticinco años con dos carreras y cuatro "masters". Gente que lleva toda su vida estudiando y que cuando salen a la calle les ofrecen trabajos de a 800 euros la pieza y eso al que se lo ofrecen. Licenciados en medicina que trabajan vendiendo pantalones en el Corte Inglés, Ingenieros de Caminos que se ganan la vida haciendo chapuzas en los chalets de las urbanizaciones o periodistas que a lo que más aspiran es a redactar currículos y dejarlos por los buzones de los polígonos hoy desiertos. Eso es lo que estamos mandando a Europa. Ahora no llevan la boina ni la maleta de cartón que llevaba Alfredo Landa, ahora llevan los codos "pelaos" y los ojos bizcos de pasarse media vida estudiando para labrarse un futuro que, contra todos sus sueños, estaba en Alemania. ¡Que bonito! Tanta universidad, tanto ministerio de educación, tantas leyes Loe, Logse, tanta Egb, tanto Bup y tanta Selectividad para esto. Cuando acabas de estudiar todo lo habido por estudiar resulta que tienes opción (ojo, solo opción) a un puesto de trabajo en la churrería de la esquina. O mejor aún, lo mismo te contratan en el Ayuntamiento y te dan un carrito y una escoba para que barras las calles. Ya que hacen encuestas para todo podían hacer una entre los estudiantes que llevan cinco años con la carrera terminada y nos podrían decir si están trabajando y donde están trabajando. Les aseguro que las ganas de llorar iban a ser insoportables. Después de lo que nos ha costado tener nosecuantos mil médicos, nosecuantos mil ingenieros, arquitectos, maestros y demás, resulta que no tenemos trabajo para ellos. ¡Vaya un negocio redondo! ¿Qué pasa en España para que ocurra esto? ¿Dónde está el fallo? ¿Es que no sabemos lo que hacer con nuestros jóvenes y los ponemos a estudiar? ¿Qué sociedad estamos creando? Sí, ya lo sé. Una sociedad en la que el peluquero va a ser licenciado en Ciencias Exactas y el pescadero va a ser ingeniero de Telecomunicaciones. No me negarán que el nivel educativo va a ser de rechupete. Otra cosa será como corte el pelo el licenciado o como prepare la merluza el ingeniero. El asunto es que miles de chicas y chicos están abandonando el país para buscarse la vida por otros pagos. Que antes lo hicieron sus abuelos y bisabuelos y ahora lo hacen ellos. El motivo es el mismo de antaño, trabajar y ganar dinero. Aquí no hay trabajo, ni mucho menos dinero. Ya se han encargado cuatro desalmados de llevárselo y ponerlo a buen recaudo. Van a ser, los chicos digo, una generación perdida para el país. La generación más preparada de la historia de España no puede quedarse a vivir aquí. Y no es que aquí no necesitemos médicos, ni maestros, ni ingenieros, es que no tenemos dinero para pagarlos gracias a los recortes y más recortes con que nos obsequia esa fábrica de parados que se llama "Rajoy & Company". Vamos a desperdiciar alegremente miles de jóvenes a los que nos ha costado un dineral formar desde que entraron en preescolar. Nunca oí hablar de emigración alemana o de emigración francesa. ¿Qué saben hacer estos que nosotros no sabemos? ¿Son más listos? Ya lo sé. Saben elegir a sus gobernantes mejor que lo hacemos nosotros. A nosotros los nuestros nos toman el pelo, a ellos no. Nosotros les reímos las gracias, ellos les mandan a paseo directamente. Esa es la diferencia. En fin, se acaba el espacio casi al mismo tiempo que se acaba la paciencia con quienes nos gobiernan. Pena me da decir esto cuarenta años después. Pena y también rabia e impotencia, pero ahí va. Vente a Alemania Pepe porque en España eres un problema. Vente a Alemania Pepe porque en tu tierra no tienes trabajo. Vente a Alemania Pepe porque en definitiva a nadie le importas un comino. Si algún día quieres volver procura traer dinero y gastártelo con nosotros, serás bien recibido. Pero ahora, por favor, Vente a Alemania Pepe. Y que Dios reparta suerte.

.../...

 Maniobras de distracción

   .  J. Cardeña  .



Es de manual: si una noticia o acontecimiento te es desfavorable, rápidamente, y más aún si tienes medios para hacerlo, generas otra que polemice, distraiga la atención y resulte más beneficiosa para tus intereses. Esta regla se puede incluir perfectamente en el ruin arte del manipulador.
Recientemente estaban presentes en los medios, de manera persistente, las acciones judiciales emprendidas contra presuntos corruptos, integrantes estos en su momento del partido que actualmente nos gobierna - o desgobierna la mayoría de las veces -, y que afectaba, y afecta, a su tesorero nacional, consejeros del gobierno regional y otros implicados en la llamada trama Gürtel. Las encuestas, como es lógico, marcaban una acentuada tendencia a la baja en la intención de voto -que es lo que más les preocupa- así como en el resto de indicadores. La perspectiva se les presenta notablemente desfavorable y, aunque en el horizonte cercano no hay consultas electorales, tienen el temor de que la hipotética remontada resulte insuficiente y tardía. Es urgente, según ellos, modificar la agenda para así evitar la debacle que se avecina. Tampoco hace mucho en su favor la actual coyuntura económica, pues lejos de mejorar, salvo respiros puntuales, sigue marcada por la atonía, estando bajo mínimos la mayoría de los indicadores. Además, los brotes verdes que algunos miembros del gobierno dicen ver -recordemos los graciosos comentarios que desencadenaban cuando estos brotes eran observados por el gobierno anterior-  son rápidamente marchitados por instancias superiores de carácter internacional que, según parece, tienen la varita mágica que determina el futuro económico de estados y naciones. No deja de  tener también su gracia que estemos en manos de estos augures, autores de solemnes  errores que casualmente siempre han perjudicado a los ciudadanos de a pie.
Por el momento, y para nuestro pesar, como la situación económica no tiene aspecto de mejorar, quieren que estemos entretenidos, hablando de Gibraltar.
 
- 3 -
 

.../...

Ordem e Progresso

   .   Régulo   .

Estos términos, orden y progreso, constituyen la piedra angular de la Constitución de un país, Brasil, con una economía en franco desarrollo. Como consecuencia de los esfuerzos realizados en los últimos años para alcanzar la estabilidad, la liberalización comercial y la apertura de la economía, además de la reducción de la desigualdad, las condiciones sociales han mejorado sensiblemente, si bien quedan muchos logros por alcanzar.
De cara a nuestra sociedad, considero oportuno una reflexión acerca de lo que esos conceptos iniciales representan. La idea de progreso parece incuestionable para una nación, sea cual sea el planteamiento que individual o colectivamente se desee para la misma. No ocurre así con el concepto de orden, que algunos relacionan con el de represión, vinculándolo a lo peor de los regímenes totalitarios.
La paz y el orden social son necesarios para la progresiva construcción y consolidación de cualquier sociedad. Orden significa cumplimiento de las leyes por los ciudadanos, orden significa respeto hacia derechos e intereses ajenos. Y orden implica que gobernantes y responsables de las instituciones actúen con el objetivo del bien común como guía, lejos de intereses particulares o de  partido.
Para todo ello, para que todo esto se cumpla, no hay reglas infalibles, pero una mayor dosis de democracia que impregne toda la actividad social redundará en ello. Democracia y control. Control y moralidad. Cuando el sentido moral de una sociedad desaparece toda la estructura social y política se derrumba.
Actualmente estamos asistiendo y acostumbrándonos a ver en nuestras calles, en la prensa y telediarios, actitudes vergonzosamente violentas, que la mayoría de las veces poco tienen que ver con la marginalidad o con legítimos debates. Violencia promovida por organizaciones sindicales, por colectivos que se dicen representativos, gestos amenazantes anónimos (redes sociales) y un sinfín de comportamientos similares que no son condenados y que en ocasiones se alientan con intereses claramente partidistas. No se puede hacer política ni colaborar a la paz y al orden social  promoviendo el odio y la violencia como instrumentos de cambio.
Algunos recordaran aquella campaña promovida alrededor de los pasados años 70 que, con el eslogan "sonría por favor", animaba a la población a relacionarse con el prójimo con algo más de cordialidad. ¿No nos vendría bien un poco mas de cordialidad, tolerancia y, en definitiva, de humanidad…?
 
.../...
 
¿Estamos dispuestos a resignarnos ante lo que nos está pasando?

   .  Regino Marmol  .

Este artículo va dirigido a todos los que, como su autor, no se resignan ante algo que es posible cambiar. Y es que la resignación, salvo en circunstancias irreversibles como puede ser la muerte, no tiene sentido. Trasnochadas quedan frases tan "populares" como "resignación hija mía, resignación y paciencia" tantas veces escuchadas por nuestras mujeres en los confesionarios.
La resignación política, además de ser una actitud de conformidad con el gobierno establecido por muy mal que lo haga, es la entrega voluntaria que alguien hace de sí poniéndose en las manos y voluntad de otra persona, en este caso de los políticos.
Pero no. No debemos resignarnos, y  mucho menos renunciar a conseguir un gobierno dedicado al servicio del bien común, a vivir en una auténtica democracia y a seguir disfrutando de los derechos sociales que hemos conquistado a lo largo de decenios.
No debemos renunciar a acabar con la corrupción. No admitimos que quieran acostumbrarnos a convivir con la indecencia política. No aceptamos que la normalidad sea el clientelismo, el abuso y la mediocridad.
No queremos renunciar a los avances en derechos cívicos conseguidos por los movimientos sociales tras años de lucha. Queremos que España sea de la gente común y que nos gobiernen políticos identificados con las personas honradas y bien preparadas que día a día, a base de decencia y eficacia, sacan adelante nuestra sociedad, los centros educativos, los hospitales, las empresas y la vida de millones de familias.
Queremos vivir en un país en el que la justicia sea igual para todos y en el que la ciudadanía intervenga de forma directa en el gobierno de los jueces, en donde no queden impunes quienes más culpa tienen en la generación y prolongación de la crisis. Queremos pedir responsabilidades a los que han depredado los bienes y las esperanzas de millones de personas.
 No debemos resignarnos a la manipulación constante de los medios públicos y debemos asegurarnos de que dejen de estar al servicio de los partidos o del Gobierno de turno porque esa es una de las causas principales de la degradación democrática que estamos sufriendo.
Ni nos resignamos ni estamos dispuestos a padecer en silencio las secuelas de un mal gobierno que aplica sin cesar medidas tan injustas como ineficaces contra la inmensa mayoría. Se puede eliminar la corrupción si se adoptan para ello medidas drásticas. Deben pedirse responsabilidades a  quienes han mentido y robado y a quienes tomaron a sabiendas decisiones injustas que han arruinado a tantos españoles. Deben aprobarse leyes que garanticen que la ciudadanía sea representada directa y fielmente en las instituciones públicas (y no sólo a través de las cuotas de partidos), porque esa es la mejor manera de acabar con el clientelismo que mueve con cada cambio de gobierno a familias completas, amistades y patrocinados varios a cambio de sumisión y mansedumbre gobierne el partido que gobierne y sea del color que sea.
Solo ante la muerte cabe la resignación, ni un minuto antes.
 
- 4 -

   Estamos también en: 

 

 Solicita Suscripción Lista Correo 


ateneo.navalcarnero@gmail.com 

Envíanos un correo electrónico poniendo en Asunto: suscripción y recíbelo en tu correo periódicamente

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada