martes, 5 de agosto de 2014

18% por ciento de subida en el recibo de la luz: Consumando el genocidio social en España





Ni el ministro Soria ni el resto de su gobierno tienen ningún tipo de remordimiento ante la inminencia de muertes por frío este próximo invierno. La subida que han aprobado de un 18% en el recibo de la luz, no supone para estos jerarcas ni una pizca de sensibilidad con millones de ciudadanos/as sin recursos económicos, familias enteras con niños/as, personas mayores con pensiones de miseria, enfermos/as que necesitan de aparatos respiratorios, que estarán condenados/as a una muerte segura por no poder pagar este nuevo pelotazo del gobierno del PP, en connivencia con las multinacionales eléctricas, que en un futuro inmediato y en un ejercicio acrobático de puertas giratorias, colocarán a través de contratos millonarios a una buena parte de esta manada de sinvergüenzas.


La rapiña de este gobierno parece no tener límites razonables, no les afecta para nada programar y encabezar un genocidio social de imprevisibles consecuencias, con tres millones de niños/as en situación de hambre y empobrecimiento extremo, donde en menos de dos años se han suicidado por razones económicas y de forma inducida por el estado, más de cuatro millares de personas desesperadas, desahuciadas de sus viviendas, acosadas por la mafia bancaria, despedidas por una patronal subvencionada, fieles donantes de cargos públicos inmensamente corruptos, a la caza despiadada de gente honrada, perseguida en sus derechos humanos más universales por esta bazofia de gentuza.


“Ya vale todo”, parecen decir en su huida hacia adelante, sabiendo que se les acaba el chollo millonario de gobernar con una mano en la poltrona y la otra en el putrefacto sobre genovés, repleto de billetes usados de quinientos euros.


Esta subida en el precio de la luz supondrá que millones de familias no podrán tener calefacción, que la terrible bajada de temperaturas acongojará aún más las preocupaciones, el hambre, la miseria, la desesperación de no poder alimentar a sus hijos/as, mientras los miembros de los partidos de la casta se siguen enriqueciendo saqueando el patrimonio público, privatizando la sanidad, la educación, entregando los servicios públicos de empleo a podridas empresas de amigos, familiares, colegas de quienes gobiernan un estado al borde del colapso social y económico.


Que existan familias enteras que no puedan calentarse en invierno, supone un verdadero atentado terrorista organizado y premeditado desde el estado, una brutal vulneración de derechos fundamentales y constitucionales, un desamparo absoluto de la ciudadanía por parte de quienes han sido elegidos para servir al pueblo, jamás para robarnos y enriquecerse con los presupuestos destinados al bienestar ciudadano.


Ahora que desde cualquier medio de comunicación o red social podemos ver las fotos estremecedoras de cientos de niños/as asesinados en Gaza por la chusma sionista, donde con armas españolas y norteamericanas se masacra al pueblo palestino, entendemos mejor la carroña que gobierna España, capaces de todo, hasta de no inmutarse con este nuevo genocidio, permitir que gran parte de su propio pueblo tenga que recurrir a las mantas para no congelarse, incapaces de pagar la puta factura impuesta por el vergonzoso cobrador del frac de las multinacionales, el plenipotenciario, traidor al pueblo canario, jeque o más bien ministro petrolero, José Manuel Soria.


Fuente: http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada