martes, 31 de julio de 2012

Francia, Alemania y el BCE preparan un plan coordinado para rescatar a España e Italia





  • Rajoy, el mayor obstáculo al plan: España podría obtener concesiones
  • España deberá pedir que el FEEF compre bonos antes de que actúe el BCE
  • La activación del plan no es inminente, la prioridad es el sector financiero

El diario francés Le Monde publica hoy que la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, estudian un plan para intervenir en los mercados de deuda, el cual habría sido preparado entre los países de la Eurozona y el Banco Central Europeo (BCE).Bundesbank: "Las compras de bonos del BCE son problemáticas, crean falsos incentivos".

El plan consistiría en la intervención del FEEF (fondo de rescate temporal) en el mercado primario, es decir, en las subastas de deuda que realizarán los países, comprando títulos directamente a España e Italia para reducir su coste de financiación. Al mismo tiempo, el BCE compraría bonos de estos países en el mercado secundario.

Este programa de ayuda, según el diario francés, que no cita fuentes, se habría discutido hoy mismo por Hollande y Merkel por telefóno. De la reunión solo ha surgido un breve comunicado en el que ambos se comprometían a "hacer todo lo que haga falta" para proteger al euro.



El BCE no ha querido comentar la noticia, mientras que desde Bruselas, un portavoz ha recordado que este instrumento (la activación del fondo de rescate para que compre deuda) sólo puede usarse a partir de una petición de un Estado miembro y, de momento, "no hay ninguna petición".

Mientras, fuentes del Gobierno han asegurado a la agencia Europa Press que no se plantean pedir que el FEEF compre deuda, si bien la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, no ha aclarado nada tras el Consejo de Ministros.


No es un plan inminente

A pesar de ello, el plan debe de ser tomado con cautela. El diario británico Financial Times asegura citando a fuentes cercanas a Bruselas, que no se debe esperar una acción inmediata, y que el BCE siempre ha insistido en los líderes políticos deben actuar primero.

Según el FT, hay un amplio consenso en que se debería firmar un memorando de entendimiento con España como parte del programa de compras de bonos por parte de FEEF, y que éste se debería firmar antes de que actuara el BCE.

De hecho, asegura que Luis de Guindos habría presentado esta posibilidad ante Wolfgang Schäuble y Pierre Moscovici, sus homólogos alemán y francés, en sus encuentros de esta semana. Con todo, la prioridad ahora es completar la reestructuración del sistema financiero español, por lo que el "rescate" completo de España podría retrasarse hasta después del verano.

"El banco querrá algunas garantías ahora. Quiere ver que los gobiernos están dispuestos a actuar y que el ejecutivo español está comprometido con las reformas". En el BCE no quieren ver que sucede como el verano pasado, cuando reactivó por última vez las compras de bonos, y el entonces primer ministro italiano Silvio Berlusconi suavizó sus planes.




Rajoy, el principal obstáculo


Precisamente, el mayor obstáculo habría sido Mariano Rajoy, que se niega a pedir ayuda por temor a caer bajo una tutela completa por parte de los socios europeos. Para intentar convencer a Rajoy, Le Monde asegura que el Gobierno podría obtener nuevas concesiones de los socios europeos, con un calendario más suave para cumplir el déficit y condiciones menos duras.

Esta es la clave: el diario galo añade que el BCE solo habría aceptado participar una vez que los estados miembros aceptaron que los fondos provinieran del FEEF y de su sustituto, el ESM. "El BCE no actuará sin los Gobiernos: sólo actuará si éstos están dispuestos a activar los fondos de rescate", asegura una fuente citada por el diario.

Esta opción, sin embargo, requiere de que el país que quiera utilizar esta herramienta pida formalmente la ayuda a sus socios europeos. Esta intervención, hay que recordar, viene condicionada, como mostraba el acuerdo sobre la ayuda bancaria que recibió España. Aunque no fueran condiciones nuevas, sí que se exigiría un calendario para cumplir con las recomendaciones de Bruselas, como subir el IVA o eliminar la deducción por vivienda en el caso de España.

Esta semana, el ministro de Economía y Competitividad español, Luis de Guindos, se reunión con sus homólogos alemán y francés, y tras ambas mandó el mismo mensaje: "se deben implementar rápidamente los acuerdos de la última cumbre". Precisamente en la cumbre del pasado 29 de junio se acordó la flexibilización del fondo de rescate.




Las objeciones del Bundesbank y la licencia al MEDE


El plan coordinado tendría una segunda fase que sería más "espectacular": el fondo de rescate europeo obtendría una licencia bancaria para ampliar su capacidad de préstamo a los países en problemas. Sin embargo, esta opción es la más problématica, con Alemania y sus países oponiéndose, a pesar de que ayer el gobernador del Banco de Austria (OeNB), Ewald Nowotny, fue quien sugirió que se podría utilizar esta opción.

Hoy, fuentes del Bundesbank, el banco central alemán se han opuesto a dar una licencia bancaria al MEDE, y ha reiterado también a su oposición a que el BCE reactivara las compras de bonos. Sin embargo, ha dicho que con lo que no tiene problemas es que el fondo de rescate temporal actualmente en vigor, el FEEF, compre bonos, en clara línea con lo que ha dicho también Francia.

En este sentido, el gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, esplicó al diario The Wall Street Journal que el BCE "permanecía activo y vigilante", pero también recomendaba que los Estados utilizaran el dinero del FEEF para comprar bonos, en línea con lo que ha dicho hoy el Bundesbank. "Por supuesto, queremos que los Estados usen los fondos del FEEF para intervenir en los mercados".



Enlace:  http://www.eleconomista.es/interstitial/volver/bolsa12/mercados-cotizaciones/noticias/4148424/07/12/El-diario-Le-Monde-el-BCE-esta-preparado-para-comprar-deuda-espanola-e-italiania.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada