domingo, 28 de octubre de 2012

Nikola TESLA: Uno de los más grandes inventores que hayan existido.


Nikola TESLA


Nikola Tesla, uno de los mas grandes inventores que ha tenido nuestro mundo.

Es uno de los innumerables hombres olvidados por la historia, la oficial, obviamente. La historia siempre se escribe de acuerdo a los intereses de unos pocos.

La electricidad inalámbrica no es un invento actual, incluso el coche del futuro tiene sus raíces en el pasado, trayendo de vuelta a este personaje, semi-desconocido todavía para mucha gente. Tesla fue, de hecho, de los primeros en sustituir – en 1931 – el motor de gasolina de un coche por un motor eléctrico con corriente alterna de 80 caballos, además, lo hizo sin una fuente de energía externa ni tampoco con baterías, funcionaba a través de un circuito que se encontraba a cierta distancia y una antena que se encargaba de transmitir la energía al aire.



Al coche se le había colocado una antena exterior y se le conectó a una caja que recibía la energía, que en aquel entonces estaba ubicada cerca de las Cataratas del Niágara.

Y, hablando de coches, hace tres años, en Los Ángeles (para ser precisos en un hangar en Santa Mónica) el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, presentó un vehículo que, por sus características tecnológicas, será capaz de cambiar el modo en el que la gente se desplaza por carretera, tal y como lo conocemos hoy en día; e irónicamente la compañía desarrolladora ha sido Tesla Motors de coches (Pincha aquí para ver su Web).

Éste es el primero de una serie de vehículos totalmente eléctrico, cuya emisión de sustancias contaminantes es cero (ni siquiera el tubo de escape), no tiene vibraciones, y presenta una autonomía de 400 kilómetros (vea http://www.teslamotors.com), aunque, a diferencia del que diseñó Tesla, éste tiene pilas recargables. Se trata de un proyecto que tiene un coste superior a los 40 millones de dólares con algunos patrocinadores curiosos como Larry Page y Sergey Brin, los padres de Google.

En su día, cuando se le preguntó dónde se encontraba la fuente de la energía que movía el coche, Tesla respondió que estaba “en el aire que nos rodea”. Tesla fue capaz de explotar el campo magnético que rodea la Tierra y transmitirla al vehículo, o mejor, se aseguró que la energía presente en el aire fuera amplificada para así poder mover el vehículo. Los resultados de su investigación siguen sin ser revelados. En el momento de la muerte de Tesla, el gobierno de Estados Unidos se adueñó de un sin número de proyectos pertenecientes al genial inventor.

Su autobiografía quedó fuera de las bibliotecas y su nombre únicamente se asoció con la unidad de medida electromagnética: Tesla ( o la bobina de Tesla).

Pero él era mucho más que un científico.

En el periodo comprendido entre 1856 y 1943 realizó más de 700 patentes, realizando y conectando todas las invenciones más importantes del siglo pasado.

Fue uno de los mayores inventores que el mundo haya visto jamás, sólo superado por Leonardo da Vinci.

De Tesla, se pueden destacar los siguientes inventos:


  • La turbina
  • La corriente alterna
  • La radio bombilla
  • Las investigaciones para aeronaves de despegue vertical
  • El telégrafo
  • El diseño del radar
  • La electricidad inalámbrica actual.


Su carácter fue de investigador “puro”, nunca llevado por interés propio. Muchos de sus inventos fueron atribuidos a otros, como la radio (que por cierto, patentó el dispositivo de sintonización de radio seis años antes de que Marconi patentara la primera estación de radio) o la transmisión del suministro de energía, que a continuación, se le atribuyó a Edison.




Su búsqueda era siempre una misión al servicio de la humanidad y nunca estuvo interesado en el dinero o el éxito personal, fue capaz de renunciar a grandes sumas de dinero, cosa que nadie hace.

Nació en 1856 en la actual Croacia. Nikola desde niño fue muy curioso y despierto, según consta en su autobiografía comienza a sentir íntimamente la fuerza extraordinaria de imágenes internas que viven en su propia fuerza.

Estas imágenes provienen de experiencias relacionadas con el mundo que le rodea, pero que pronto se vuelve demasiado pequeño para el joven y curioso Nikola, viajando a lugares desconocidos, donde estudió y se reunió con personas desconocidas, así nos lo cuenta Tesla en su autobiografía.

“Pronto descubrí como conseguir mayor confort, simplemente, siguiendo mi visión más allá, profundizando todavía más, obteniendo nuevas impresiones, así es como comencé a viajar en mi mente. Todas las noches (y a veces durante el día), cuando estaba solo, imaginaba - conocía nuevos lugares, ciudades y países -.”

Estas experiencias lo sumieron inicialmente en cierto grado de ansiedad y angustia, pero salía de ello siempre, y no tenía meras alucinaciones. Sus experiencias de viajes astrales continuaron hasta los 17 años, cuando su pensamiento se encaminó a las invenciones que comenzaban a presentarse en su mente, y que para él las veía y las sentía tan reales que le resultaban prácticamente incuestionables.

“En ocasiones me costaba distinguir la realidad de mi propia imaginación, lo veía todo claramente, muy vivamente.” 

Así, en lugar de seguir el modus operandi tradicional de los científicos, desarrolló un método de trabajo propio:

"Cuando tengo una idea, la desarrollo primero en mi imaginación. Puedo cambiar la construcción en mi mente, y ver cual es el mejor modo de trabajar. Después, veo el modo en el que se comporta mi invento, y coincide siempre con los resultados reales”

“El producto final, cuando lo desarrollamos, ya tiene todas las mejoras necesarias, porque previamente, en mi imaginación, he visto todos los posibles desarrollos.”

A lo largo de su infancia Nikola inventa toda clase de instrumentos y herramientas, gracias a su capacidad única de aprovechar la imaginación.

Estudió y trabajó con ritmos inhumanos, que le ocasionaron muchos problemas de salud, crisis y colapsos nerviosos. Era un estudiante que pasaba todo el tiempo entre la escuela y las bibliotecas, incluyendo los fines de semana. Si un profesor le decía que su invento no podía funcionar, no descansaba hasta demostrarle al profesor todo lo contrario.

Aceptaba los retos y se lanzaba sin vacilar, sorprendiendo a todos con los resultados, siempre positivo.

Escribe en su autobiografía:

“… el instinto es algo que trasciende el conocimiento. Tenemos, sin duda, las fibras más finas que nos permiten percibir las verdades con deducción lógica. Un bonito sueño, mientras el Sol desaparece. ¡Ah! De las alas de la mente se puede dar alas a nuestro cuerpo."

Al pronunciar estas palabras inspiradoras, le surgian ideas como si de un rayo de luz que opera en su mente se tratara y en un instante veía la verdad. Dibujó en la arena, con un palo, un diagrama que mostró seis años más tarde en una conferencia celebrada en el Instituto Americano de Ingenieros Eléctricos.

“Las imágenes que vi fueron maravillosamente nítidas y claras, tan claras como que el metal y la piedra son sólidos. Miren mi motor, aquí, miren el desarrollo.”

Su trabajo como inventor fue extraordinario, consiguiendo en su tiempo ser conocido y respetado en la comunidad científica.

En 1882 diseña el motor de inducción que mueven los dispositivos que utilizan el campo magnético giratorio, relacionados con su patente de 1888.

En 1884 se trasladó a los Estados Unidos y en 1891 patentó el sistema de iluminación eléctrica, y un transmisor eléctrico basado en ondas.

En 1893, en la Exposición Universal de Chicago, iluminó a distancia todo el entorno (de manera inalámbrica, sin un solo cable)..

En 1896 anunció el descubrimiento de los rayos cósmicos, mientras que sólo cuatro años más tarde, en 1900, se formulaban las bases para la comunicación inalámbrica.

Un año después se asienta la patente de la radio.

Al año siguiente ofrece un barco controlado por radio al ejercito llamado Teslautomatics, una forma primitiva de la robótica. El mismo año obtuvo la Pat.No. 609.250 Igniter eléctricos para motores de gasolina.




Pero el descubrimiento más extraordinario de Tesla es, sin duda, él de la Energía del Cosmos. Su intención primera fue poner a disposición de todos, gratuitamente, la electricidad inalámbrica, basada en un instrumento capaz de obtener electricidad sin costo, extraída de las oscilaciones naturales del campo eléctrico de la Tierra.

Según su teoría, de hecho, la tierra misma es un conductor natural que puede ser utilizado para enviar ondas eléctricas emitidas por una estación transmisora.

Este ambicioso proyecto de Tesla, relativo a las ondas eléctricas, serían capturadas por receptores ubicados en cualquier lugar del planeta. En Colorado Springs, cerca de Denver, se dio cuenta, en 1899, que un transmisor – también puede funcionar como un receptor – y que es capaz de enviar ondas eléctricas en el aire y para posteriormente recogerlas, creando así descargas eléctricas artificiales de millones de voltios.

Obviamente, el hecho de que afirmara que este poder debía ser distribuido gratuitamente, supuso la verdadera ruptura con su prestamista, JPMorgan, que sólo buscaba enriquecerse.

Morgan, lamentablemente cambio el destino de la humanidad y, evidentemente, retraso el desarrollo de las ideas e inventos de Tesla. Hoy día estaríamos mucho más avanzados de no haber sido por el usurero de Morgan.

Si Tesla dio sus inventos a la humanidad, y nos lo dio gratis, los ciudadanos del mundo tenemos el derecho a presentar una querella contra los banqueros del estilo de JPMorgan, contra los dirigentes mundiales, contra la prensa escrita y hablada, contra las compañías eléctricas, ellos han estado utilizando algo, para su propio beneficio, que se nos dio gratis al mundo entero, creo que ha llegado el momento en que la humanidad recupere el dinero que han estado quitándonos durante todos estos años.

En 1943, tras su muerte, agentes del FBI incautaron todos sus proyectos, entre los que se encuentra uno de naturaleza militar que puede ser utilizados con efectos devastadores en un radio de más de 320 kilómetros y es ahora la base TOP SECRET del proyecto HAARP (High Frequency Active Auroral Research Program), con el que se cree que los EE.UU. han desarrollado nuevas armas geofísicas que pueden influir – gracias a las ondas de radio de alta frecuencia – en medios naturales y modificar el entorno remoto de regiones enteras.

Un uso de sus descubrimientos, el la guerra, que él nunca hubiera aprobado.

Nikola Tesla, al igual que un pionero brillante de su época, fue siempre un hombre de paz que dedicó su vida al progreso de la humanidad. Baste recordar sólo un par de citas de sus libros para hacer justicia a su imagen excepcional y no olvidar su alto nivel.

“La ciencia es una perversión si ésta no tiene como único objetivo, la mejora de las condiciones de la humanidad ….”

“El desarrollo progresivo del hombre depende de la invención. Estas son el resultado más importante de las facultades creativas de la mente humana. El objetivo final de estas facultades es el completo dominio de la mente sobre el mundo material, obteniendo la habilidad para canalizar las fuerzas de la naturaleza en beneficio de las necesidades humanas.”

Estas palabras, de gran profundidad, dichas por este gran genio demuestran cualidades extraordinarias. Sin embargo, Nikola Tesla fue malinterpretado, cuando no denigrado, terminando finalmente olvidado por la historia.

Un destino compartido, junto a él, por una serie de otros genios, profetas, filósofos y sabios, que, al no ceder a la cultura dominante, de conformidad con su propia búsqueda interior, destinaron su vida a la construcción del futuro, y que han sido eficazmente eliminados de la memoria colectiva.

Es una situación muy conveniente para los que gobiernan el mundo, que la gente olvide.

Tesla nos dejo un legado, un testamento para la humanidad. Estando en su sano juicio, y en público, reiteradas veces dio a conocer que sus inventos son gratuitos para la humanidad. Ha llegado el momento, en el que la humanidad exija el cumplimiento de los deseos de Tesla.

No le queda otro camino al ser humano que presentar una querella criminal contra los que gobiernan el mundo, por algo que nos pertenece a todos, y gratis.





También os proponemos el link de un interesante documental en vídeo llamado:

Nikola Tesla : Energía libre  (Clic en el título o ir a: http://www.youtube.com/watch?v=0kL8lGqui3M)



Fuente: http://www.es.1box.es/_theblog/?page_id=654

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada