sábado, 26 de enero de 2013

Sociedad: Apertura y transparencia – Partes vitales de la democracia sueca


La bandera de Suecia

Suecia es una sociedad libre y abierta. Sus ciudadanos tienen derecho a participar en manifestaciones, libertad de expresión, una prensa libre, la posibilidad de moverse libremente por la naturaleza y el derecho a inspeccionar a los que están en el poder. La apertura se refiere también a la creación de una sociedad igualitaria.


La Constitución sueca se rige por cuatro leyes fundamentales: la Ley sobre la Forma de Gobierno, la Ley de Libertad de Prensa, la Ley de Libertad de Expresión y la Ley de Sucesión. Esas leyes tienen prioridad sobre todas las demás. La Constitución establece que todos los ciudadanos tienen derecho a buscar libremente información, organizar manifestaciones, crear partidos políticos y practicar su religión.


The Swedish Right to Public Access gives people the freedom to roam the countryside.
El derecho sueco de acceso público a la naturaleza
da al ciudadano libertad para moverse por todo el entorno natural.

Foto: Jeppe Wikström/Johnér


Libertad de prensa

En 1766, Suecia se convirtió en el primer país del mundo en permitir la libertad de prensa. Esta libertad se basa en la libertad de opinión y expresión, un principio central de la mayoría de las democracias. Las autoridades tienen que asumir su responsabilidad, y toda la información tiene que estar a la libre disposición del ciudadano. La identidad de las fuentes que proveen de información a editores, redactores o agencias de noticias está protegida, y nunca se puede obligar a los periodistas a revelar sus fuentes. La Ley de Libertad de Expresión fue aprobada en 1991 para ampliar esa protección a los medios de comunicación no impresos, como la televisión, el cine y la radio. La ley trata de asegurar el libre intercambio de opiniones, información y creatividad artística.

No obstante, el derecho a expresar una opinión también conlleva responsabilidad. Cuando se abusa de la libertad de expresión, puede resultar ofensiva, incitar a la discriminación o la violencia, o tener consecuencias negativas para una persona determinada o la sociedad. Si se sospecha de un delito contra las leyes sobre libertad de prensa o de expresión, el caso es tratado por la Procuraduría General de Justicia, cuyo representante máximo es un funcionario civil no político nombrado por el Gobierno.


Escrutinio público

El principio de libertad de información significa que el público en general y los medios de comunicación tienen acceso a documentos oficiales. Eso permite a los ciudadanos suecos tener una percepción clara de las actividades del Gobierno y de las autoridades locales. Ese escrutinio es considerado valioso para una democracia; la transparencia reduce el riesgo de abuso del poder. El acceso a los documentos oficiales implica asimismo que los funcionarios y otras personas que trabajan para el Gobierno, tienen libertad para informar a los medios de comunicación o a otras partes.

No obstante, los documentos pueden mantenerse en secreto si se refieren a cuestiones de seguridad nacional, a la relación de Suecia con algún otro país u organización internacional, a la política nacional fiscal, monetaria o de cambios, a la inspección, control y otras operaciones supervisoras realizadas por las autoridades públicas, a la prevención o acción judicial contra delitos, a los intereses económicos del público en general, a la protección de la posición personal y económica de personas privadas, y a la protección de animales o especies de plantas.


Minority rights are protected. Swedish laws and regulations may not lead to anyone being disadvantaged because they belong to a minority.
Se protegen los derechos de las minorías.
Las leyes y normas suecas no pueden conducir
a que nadie se vea desfavorecido
debido a su pertenencia a una minoría.

Foto: Lola Akinmade Åkerström


Todos somos iguales

En Suecia, los derechos humanos están protegidos principalmente por tres de las leyes fundamentales: la Ley sobre la Forma de Gobierno, la Ley de Libertad de Prensa y la Ley de Libertad de Expresión. El poder público debe ejercerse respetando la igualdad de todos y la libertad y dignidad de la persona. Las autoridades públicas deben salvaguardar en especial el derecho al trabajo, a la vivienda y a la educación, y deben fomentar el bienestar social, la seguridad y un buen medio ambiente en el que pueda vivir la gente. Las leyes y otras normas no deben conducir a que los ciudadanos se vean perjudicados por pertenecer a una minoría en términos de raza, color de la piel, origen étnico o inclinación sexual.


Sweden supports the United Nations in issues such as protecting the rule of law.
Suecia apoya a la ONU en cuestiones
como la protección del imperio de la ley.

Foto: United Nations


Continúa la lucha por los derechos humanos

Los derechos humanos son integrados en todas las áreas de la política exterior sueca: seguridad, desarrollo, migración, medio ambiente y comercio.
El Convenio Europeo de Derechos Humanos quedó incorporado a la legislación sueca ya en 1995. Suecia ha firmado y ratificado asimismo varios convenios sobre derechos humanos en el marco de la ONU, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Consejo de Europa. En esa labor por los derechos humanos, el Gobierno da prioridad a ocho áreas en la política exterior sueca:

  1. Construcción de la democracia. Millones de personas siguen viviendo en dictaduras. El Gobierno quiere reforzar la opinión pública a favor de la democracia, apoyar la labor de las ONG (organizaciones no gubernamentales) y establecer mejores lazos con Estados democráticos.
  2. Reforzamiento de la libertad de expresión. Suecia considera que esa libertad es una necesidad moral y una herramienta práctica en la lucha por los derechos humanos.
  3. Abolición de la pena de muerte. Suecia y la Unión Europea (UE) han tratado de lograr desde hace mucho tiempo la abolición de la pena de muerte alegando que es incompatible con los derechos humanos.
  4. Lucha contra la tortura. El Gobierno sueco llama la atención sobre ese abuso dondequiera que ocurra y apoya a organizaciones de ayuda a las víctimas de la tortura.
  5. Lucha contra ejecuciones sumarias y detenciones arbitrarias. Durante muchos años, Suecia ha apoyado una resolución de la ONU referente a ejecuciones sumarias, extrajudiciales y arbitrarias, y va a seguir actuando para llamar la atención internacional sobre esa cuestión.
  6. Protección del imperio de la ley. Suecia fomenta los principios del imperio de la ley por medio de organizaciones como la ONU, el Consejo de Europa, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), así como en conversaciones con otros países.
  7. Protección de los derechos humanos y la legislación humanitaria internacional.
  8. Lucha contra la discriminación. En muchos países, grandes grupos de la población están lejos de recibir un tratamiento igualitario. El Gobierno sueco quiere dirigir una atención especial a los derechos de las mujeres, de los niños y de personas discapacitadas.


Social media are part of everyday life for many Swedes.
Los medios sociales forman parte de la vida cotidiana de muchos suecos.
Foto: Ulf Huett Nilsson/Imagebank.sweden.se


Derechos de autor e innovación

El crecimiento de Internet ha traído consigo el fenómeno mundial de compartir archivos, lo que ha conducido a debates sobre la violación de derechos de autor en libros, música, películas y software. Los llamativos conflictos de hace algunos años sobre piratería parecen haberse calmado ya debido, en parte, a la introducción de empresas y productos exitosos que ofrecen opciones legales de acceso a archivos de audio y vídeo sin descarga.


Medios sociales en Suecia

Los medios sociales se han convertido en una parte integrada en la vida cotidiana de muchos suecos. Suecia cuenta con alrededor de 100.000 usuarios de Twitter y más de tres millones de usuarios activos de Facebook. Muchos suecos mantienen asimismo de forma activa ciberbitácoras.


Openaid

En un esfuerzo por crear una mayor confianza en la ayuda del Gobierno y en las actividades humanitarias, el Ministerio de Asuntos Exteriores, junto con la Asdi (la Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo), lanzó un sitio web en el 2011. Ese sitio recopila datos oficiales del Gobierno de forma que sean de fácil acceso y estudio por parte de personas privadas, ONG, destinatarios de ayuda y funcionarios. La finalidad es ampliar la transparencia y la apertura en los esfuerzos humanitarios e inspirar a otras instituciones para que hagan lo propio en su relación con el público. Esa iniciativa openaid.se forma parte de un movimiento más amplio, en el que las agencias gubernamentales suecas ofrecen interfaces más abiertas a sus datos, reforzando así la apertura y la transparencia en general.

www.openaid.se



The Children’s Ombudsman protects children’s rights and interests.
La Defensoría de Menores protege los derechos e intereses de los niños.
Foto: Lena Granefelt/Agent Molly & Co/Imagebank.sweden.se


Enlace: http://www.sweden.se/sp/Inicio/Trabajar-vivir/Datos/Apertura-transparencia-y-democracia/ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada