viernes, 2 de agosto de 2013

Johan Sebastian Bach: Deleite para el Alma y el cerebro


Johan Sebastian Bach


Una colaboración de María de Jesús Guerra Mtz

Deleite para el Alma y el cerebro

“Das Musikalische Opfer” El Ofertorio Musical de J. S. Bach, 1747.

Paul Chávez


Hay un doble deleite, el que proviene de los sentidos y el que proviene del intelecto. Cuando los juntas hay sinergia en el deleite, es decir: sientes lo que entiendes y entiendes lo que sientes, y lo gozas. Lo Bello requiere de lo armónico, las cosas son bellas porque tienen armonía entre las partes que la integran. La armonía está relacionada con las matemáticas, si no, no habría proporción ni medida. La música y el arte bello lo tienen. Esta obra es una belleza de abstracción compuesta en los últimos años de Bach.


Bach apenas se baja de la carroza de un viaje y el rey Federico El Grande aficionado a tocar la flauta lo llama urgentemente para tocarle un tema de su inspiración y le pide que lo improvise y componga temas de 3 y hasta 6 voces ante sus súbditos… un tremendo desafío y posible humillación. Bach vuelve en 15 días y lo invita a tocar juntos el tema desarrollado, el rey abrumado no puede continuar y Bach le pregunta ¿Quien es la verdadera víctima? La genialidad es que compuso a partir de las 5 notas del tema del rey, algo que requiere de una atención y un desafío para el intérprete y a quien lo escucha. Para que tengas una idea de esta obra, incluyo solo 2 partes, la obra es más extensa.


1.- En el Canon Inverso o “Canon del Cangrejo”.

Hace variaciones de la secuencia de las notas como las series de números. Las toca en orden inverso, las junta y empieza de atrás para adelante simultáneamente. Del tema regio hace fugas y cánones, como las canciones que al terminar vuelven a empezar, pero empiezan distinto, he ahí el detalle. Ahora lo verás en este vídeo:






2. El “Ricercare”, es una forma de llamarle a esta yuxtaposición empezando con un tema hasta llegar a 6 temas, o seis voces tocadas simultáneamente. Empieza siempre de lo más fácil a lo más difícil, primero con el tema regio de 5 notas, lo desarrolla y aparece otra voz con el tema regio, lo desarrolla, luego los armoniza y así hasta llegar gradualmente a 6 temas: un maravilloso tejido polifónico. Puedes ver cuando aparecen los rombos rojos en cada voz, cada voz tiene un color distinto y ves las 5 notas que inician el tema regio. La ventaja es que puedes separar cada sonido -voz- y seguirlos y ver como se armonizan:





Se trata de que sientas e intuyas cómo Bach improvisa creativamente y con rigor matemático. Él no especificó qué instrumentos tocarían, por la abstracción al componerlos.

Beethoven dijo de él esta célebre frase:

«No debiera llamarse Bach (arroyo, en alemán), sino Meer (mar


Enlace:  http://maestroviejo.wordpress.com/2013/08/01/johan-sebastian-bach-deleite-para-el-alma-y-el-cerebro/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada